Me uno a todos aqueyos que están en contra de la despenalización contra el aborto en la República Dominicana y en todo el mundo, y sobre todo,  me uno a respetar el derecho a la vida de seres inocentes que no tienen ninguna culpa de los actos de los adultos, muchas veces desmedidos y en total desobediencia de los status del Dador de la Vida que es Dios, y es el único que tiene el derecho de quitarla. 

 Yo sé que muchas mujeres, sobretodo chicas pueden verse asustadas ante un embarazo inesperado, pero a pesar de no tener hijos, puedo decirte del Don Maravilloso que es ser madre, pues cada día soy testigo de eso, pues veo  como mis sobrinas dan a sus padres tanta alegría, luz y razón de vivir, veo como ellos adquieren madurez, compromiso, como se sienten al tener a alguien que los espera como cachorritos y le brincan encima cuando alegrados de verlo llegar, y veo como sus padres se siente Héroes, pues sus fans número 1 son sus hijas, yo sé que esas niñas los hace sentir últiles, importantes, amdos, tienen alguien en quien pensar y a quien amar y de quien reciben un amor desinteresado e incondicional, muy parecido al amor de Cristo.  Les cuento que no sólo soy espectadora, sino. que soy copartícipe con ellos, porque, también me deleito con la existencia de estos bellos seres enviados por Dios, yo y toda mi familia nos alegramos con su presencia, nos encanta darles amor y recibir sus tiernos abracitos, su sonrisa, sus cantitos desafinados, etc, etc… Creo que mi abuela diría más que yo porque se desvive por ellas.

Hermanos, hermanas, no somos nadie para destruir lo que Dios ha creado, nuestra sabiduría es tan poca que no podemos comprender que no hay razón válida para destruir estos angelitos del Señor, que ellos NO ELIGIERON VENIR, QUE ELLOS NO TE OBLIGARON QUE LO PROCREARAS, LO HICISTE TU, y que de una u otra forma Dios ha permitido que llegue a tu vida por una razón que ahora mismo no puedes ver.

Miro con espanto la falta de sensibilidad de doctores, madres, padres, etc, todos los que se hacen partícipes de este acto, será que no les duele? de qué están hecho? y de lo único que opinan es sobre lo antihigiénico y desfavorable de los abortos clandestinos, y de que es cuestión ecológica y de control de población…bla bla bla!!, ignorando que es mejor precaver estos actos, educar a la educación, y es el producto de nuestro rechazo a las enseñanzas divina y al amor de Dios.  El aborto mayormente se realiza por actos de fornicación, advertidos y condenados en la Biblia, como el matar, robar, etc. Estamos tan negados a las cosas de Dios, que la humanidad esta saliéndose de control en todos los renglones, el mundo se ha apartado de Dios, no quieren saber de Cristo, y es por eso que estamos cosechando todo lo que hemos abrazado y sembrado.

No creo que nadie que practique el aborto pueda volver a ser física, ni mentalmente la misma de antes, y tengo la certeza de que se convertirá en un ser miserable; estoy casí segura que debe haber algún desequilibrio en varios ámbitos; estoy segura que alguien que se practique un aborto no podrá dormir tranquilo ante la idea de sentirse asecina de su propia carne y sangre, de un niño inocente;  estoy convencida de que cada vez que viera pasar algún niño, habría de atormentarle la idea de pensar cómo sería su bebe si lo hubiera tenido, cómo sería su vida si lo hubiera dejado nacer.

De los niños está hecho el Reino de Dios, porque son todo amor, ternura, no guadan rencor por nadie, siempre sonríen, van a buscar consuelo aún en los brazos de quien los lastima, así son los niños y es por eso que el Señor exige que aprendamos de ellos y el requisito para entrar a su gloria es ser como ellos.

Creo que aquel que se meta o hace daño a uno de estos niños, hubiera sido mejor que no hayan nacido, porque la ira de Jehová será sobre ellos.

Guárdate en el Señor, y todo te vendrá para bien, si estas teniendo relaciones antes del matrimonio, y tienes temor de Dios, es hora que dejes de hacerlo pues la fornicación es pecado y es la causa principal que conlleva a tener embarazos no deseados, si tu pareja te quiere en verdad te apoyará, si no lo hace, ya debes de imaginarte qué valor tenías tú para él.

Si por alguna razón fuiste víctima de una violación, y has quedado embarazada,  es lógico que estes pasando por una gran pena, pero preséntalas delante de Dios en oración, para que el te de aliento y fortaleza, no actúes por impulso, puede que ese ser que llevas dentro sea el cicatrizante de ese orroroso momento, y sea aquello que hacia falta a tu vida para darle un verdadero sentido.   Recuerda que ese bebe tiene parte de tí, lleva tu sangre, tu carne, y puede que sea una fotocopia de tí misma, una copia en miniatura de tí.  Dios te guardará a tí y a ese bebe todos los días de tu vida y serán galardonados en la tierra y más en el cielo.

“No hagas morir al inocente y al justo, porque yo no absolveré al culpable de ello. Dice el Señor. Exodo 23, 7

 

 

Anuncios