silence.jpgA cuántos la boca no los ha metido en problemas? quién no se ha visto envuelto en chismes o ha metido la cuchara en lo que no le incumbe? quién no ha hablado de más y luego se ha sentido mal por lo que dijo? quién no ha divulgado un secreto? quién no ha dado su opinión sin que se le pidiese? la verdad que honestamente a todas ellas respondería que yo y que afirmativamente he sido víctima del desenfreno de mi boca y he hecho víctima a otros de los dichos de la misma, pero ahora es el tiempo de parar eso…!

La prudencia tiene que ver mucho con lo que hablamos. El mensaje toma como referencia la cita Bíblica de Mateo 10:16-20:

16 Yo os envío como a ovejas en medio de lobos.  Sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas.


17 Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios[r] y en sus sinagogas os azotarán;
18 y aun ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa mía, para testimonio a ellos y a los gentiles.
19 Pero cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis, porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar,
20 pues no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

Aquí les anexo el mensaje en audio. Esta de escuchar varias veces hasta que aprenderemos a decir o hablar lo necesario, hasta que aprendamos a controlar nuestra lengua, y así evitarnos los problemas en que a diario nos metemos por culpa de ella.

Que les aproveche!! 🙂

Para descargar este archivo, haz clik aquí

Anuncios