Esta pregunta surge a raíz, de lo que estoy viendo realmente en mi país, y tomo como punto de partida, la conversión a Cristo de nuestro hermano Juan Luís Guerra y la creación de la Iglesia que patrocina.  Y lo tomo como punto de partida, no porque el tenga la culpa de nada, sino como una referencia de tiempo o simbología, de que a quienes admiramos o idolatramos, a eso  imitamos, y es cuando he visto, cómo a partir de este acontecimiento pareciera estar en Bogue decir que eres Cristianos, así como se pusieron de moda las banditas de goma en colores de Armstrongde, esas de solidaridad con las personas que padecen de cáncer, que recuerdo que muchos no sabían ni cuál era la simbología o el por qué de ellas, sino que la usaban porque la jevitada y todo el mundo la estaba usando… jajaja, y claro hay que estar IN.  Oye yo decía qué bueno y yo sé que eso ayuda a que muchos quieran conocer a Cristo, por el testimonio de esa persona, y ahí está el problema, en el testimonio de estas personas, cómo muestran tener una pata en en las cosas de Dios y otra en las cosas del mundo, y metida hasta el fono, mostrando esto como algo normal o acertado para alguien que quiere ser Cristiano.  Y es por ésto que mi felicidad se  ha convertido en algo desconcertante para mí.   En mi mente estos días daba vuelta una cita, y la interprete como: un es cierto, lo que dijo Jesús, pues no ha valido su muerte ni lo que hizo mientras estuvo aquí, para aceptarlo o seguirlo, y sin embargo, alguien que ni nos conoce, ni nos ama, hace algo, vemos correr las masas a hacer lo mismo….  bueno esta es la cita:  “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís: si otro viniere en su propio nombre, á aquél recibiréis.”  Juan 5:43. Como es  el caso también de José Luis de Jesús Miranda, el que se autoproclama el Cristo, el anticristo, etc.

Realmente, de verdad me alegro que grandes personalidades estén conociendo a Cristo, pero quisiera creer que fueron tocados por Cristo, y porque ellos sienten el deseo de no seguir siendo quiénes fueron, y no por imitar a sus ídolos musicales, de tv, o para alcanzar cierto status.

Yo sé que todo tiene un propósito en las cosas de Dios, pero, yo quisiera entender cuál es el propósito de esta tendencia, de esta lluvia de nuevos Cristianos, que no abandonan su viejo Yo.   Quisiera ver más manifestaciones y frutos del espíritu en estos hermanos, más cambios, mas renuncia a las cosas de este mundo, un ejemplo de entrega y compromiso a Cristo.  Me preocupa que nos acostumbraremos a ver como algo correcto, el decir que somos Cristianos de la boca para afuera, mientras seguimos haciendo todo cuánto los que no conocen a Cristo hacen, con unas diferencias muy mínimas, y que tarde o temprano, nos conduce a ensuciar nuestras nuevas vestiduras dada por Cristo, a causa del roce y el coqueteo con el lodo de este mundo.  No quisiera que tengamos una mentalidad ajustada al dicho: que es mejor pedir perdón que haber pedido permiso.  Le doy gusto a la carne y luego voy donde papi a pedirle perdón.  qué chevere!… Jesús dice, vete y no peques más, al menos esforcémonos, y si pasa que fue porque no lo vimos o se nos escapó de nuestras manos.

“Mateo 6.24: Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro.”

Y cómo es que podemos servir a Dios, y a la vez servir al mundo? cómo creen que el espíritu Santo y Puro de Dios puede morar dentro de nosotros, cuando lo llevamos a una discoteca, o lo hacemos partícipe de algo indecoroso?

En conclusión, mi única y real preocupación, es que a estas personas, son muchas las personas que la observan y los imitan.  Me preocupa cómo los inconversos podrían interpretar  la salvación???   Me  preocupa que estos hermanos o yo seamos piedra de tropiezo, pues con nuestros testimonios no estamos reflejando a Cristo.  Con este evangelio errado, no llegaramos a ser más que ramas secas del desierto.

Quisiera saber si hay una falta de corrección de nuestras cabezas de Iglesia? quisiera saber si está bien o es lo nuevo en el Cristianismo??, un evangelio sin amor a Cristo, SIN TEMOR a Dios, SIN RESPETO a sus mandamientos y que por ende ESTEMOS PROCREANDO TIBIOS. 

“1 Ts.5:17, pues Dios dice que a los tibios él vomitará de su boca.” 

Bueeeno….  yo siempre de atrevida con estos temas, disculpen no lo tomen a lo personal.  Yo quisiera sus aportaciones al respeto, gracias y que Dios nos lave cada vez más con su sangre y nos moldé a la forma de su corazón.  

Walky 

Anuncios