Desde que comienzan a tener uso de razón, nos observan y tratan de hacer las cosas que hacemos: caminar, cantar, vestirse con la ropa de su mamá y usar su maquillaje, manejar un carro como papá, y ser un superhéroe como los muñequitos que ve o una princesa como la barbie… etc, como lo ilustra el video de arriba.

Los niños son como esponjas, absorben todo, y en su inconciencia no saben distinguir sin dirección de sus tutores qué es bueno o malo, y sino son guiados y instruidos de la forma correcta, crecerán viendo ciertas cosas malas como buenas o normales.

En la mayoría de los casos, los niños son un reflejo de sus padres, y los demás casos por malas amistades.  Así que a los que Dios le dió el precioso Don de tener hijos, les exhorto a ser su trabajo como padres, darle amor, educación, buenos valores morales, inculcarle el amor y temor a Cristo, cuidenlos, sean celosos con ellos, dediquenle tiempo para escucharlos y ayudarlos a resolver sus dudas y aclarar sus inquietudes y no abusen de su autoridad como padres para humillarlos o provocar su ira, ellos también merecen respeto y es como aprenden a respetar a otros. 

Siglos atrás, las Escrituras nos informaron: 

“Instruye al niño en su carrera; y aún cuando fuere viejo no se apartará de ella” (proverbios 22:6).

Sé que ningún padre quiere nada malo para sus hijos, pero hace usted algo por eso? se esfuerza usted en que no sea así?. 

Si se siente impotente o no es el mejor ejemplo, busque ayuda para usted y para su hijo, bien podría ser en una iglesia, o póngase en manos de Dios y pida cambiar y haga el esfuerzo de hacerlo.

Si se queda de brazos cruzados será otro quien eduque a sus hijos y el maligno cual león rujiente, buscando a quien deborar, se hará cargo de ellos.  

SE HAN OLVIDADO DE DIOS, LO HAN SACADO DE SUS VIDAS, DE LAS ESCUELAS, Y AQUÍ ESTÁ EL RESULTADO DE ÉSTO…

Anuncios