He recibido varios correos de personas que no conozco,  pero amo en el amor de Cristo y quiero externarles mi apoyo y mi deseo de ayudarles.  En especial un chico de México que es actor y tenía un viaje a España, y a una niñita de 12 años que se apoda “Prezi”.

Este testimonio es de bendición  no sólo para los que están pasando por un momento de confusión con su sexualidad, sino que también es de gran ayuda para todos aquellos que llevan la buena nueva de Cristo, que no saben como manejar estos casos, y realmente sí que metemos la pata y actuamos muy opuestamente a lo que Cristo haría.

A veces es tan fácil crucificar o decir cuál es la solución para X problema, y créame que un alcohólico no necesita que le digan que la solución para su problema es dejar la ingesta de alcohol, porque de antemano él lo sabe, lo mismo pasa con el drogadicto o el obeso, pero del dicho al hecho hay mucho trecho, son batallas difíciles.

Sin duda hay razones o situaciones que llevan al ser humano a distorsionar su propósito en la vida, que los llevan a refugiarse en las alas del mal, de la alegría pasajera pero destructiva, así sea una determinada sustancia, una relación, una práctica etc.  El ser humano, no importa el género, no importa cuán despiadado se muestre, tiene una gran necesidad de amor y de ser aceptado, de querer y ser querido.

 

Cuando estos dos amiguitos me escribieron, me sentía atada de manos (aún así les respondí y espero haber sido de ayuda), porque todos tenemos una lucha interna con algo y sólo el que ha pasado por X situación y la ha superado es quien tiene la facultad para aconsejar, lo demás es sólo como una charla motivacional que se pierde tan pronto sales del salón de conferencia, un pañito tibio  y superficial.

Este testimonio, y los correos que he recibido (gracias a ustedes pude ver que muchos gritan por ayuda y me vi motivada a buscar material)  apoya 2 de mis teorías: una que la obra de Dios es perfecta y que el diablo teje engaños, que la homosexualidad así la zoofilia, la pedofilia, etc. son actitudes adoptadas, ya sea por influencias de otra persona, moda, apoyo visual, decepciones sentimentales, abusos sexuales,  etc. ( fíjense el crecimiento de la homosexualidad en estos días no cree usted que el asunto del “open mind”, de la liberación se está convirtiendo en libertinaje?, que hay un bombardeo muy grande en todos los medios que despiertan la iniciativa de incurrir en actos de homosexualidad, orgías, forniacación, sexo descontrolado, etc.… ya hasta para anunciar un desodorante, una sopa, cualquier cosa debe ser con un doble sentido, agrupaciones musicales, sus videoclips están cargados de pornografía sutil, y los publicista se aferran a la ley de que “el sexo vende” y no están viendo el daño que están haciendo, cómo ya los niños ya no son los niños de antes, hasta hay videojuegos que incitan a tener relaciones, estar con prostitutas, robar, etc.… El Señor tenga misericordia.

Espero que este testimonio ayude a muchos que estén pasando por una situación parecida. Ustedes no son diferente a nosotros, todos somos pecadores por heredad y es por eso que vino Cristo a morir por nosotros para llevarse ese legado de pecado.

Exhorto a los hermanos Cristianos a que abran sus brazos a estas personas que se acerquen a la iglesia, que dejen que sea el Espíritu que transforme, que no juzguen ni señalen, ni den un trato distinto, porque quien transforma es CRISTO, no nuestro dedo, ni nuestra voz estridente que replica ARREPIÉNTETE.  Yo misma necesitaba escuchar este testimonio por que he fallado en esto, así que les aconsejo escucharlo porque en vez de acercar a  estas personas a conocer de Dios, los alejamos.

PARA ESCUCHAR EL TESTIMONIO DE SY ROGERS HAGA CLICK AQUÍ

Si luego de escuchar este testimonio desea orar para aceptar a Cristo y no sabe cómo hacerlo, repita estas palabras de corazón:

Padre, en el nombre de Jesús

 

Vengo delante de ti

 

Reconociendo que soy un pecador, y no quiero seguir igual

 

En este día, me postro delante de ti, porque reconozco que tu eres Dios, quien hizo los cielos y la tierra y todo lo que hay sobre ella, y porque reconozco que enviaste a tu hijo unigénito para morir en la cruz del calvario para darme vida, y vida eterna.

 

 

Cristo, te acepto como único redentor y salvador.

 

Gracias por morir en la cruz en compensación por mis pecados, gracias por que a través de tu sangre mis pecados son limpiados, y clamo a tus promesas y te pido que me hagas una nueva criatura.

 

Lávame con tu preciosa sangre mi Cristo, llévate todo lo que te desagrada de mí, derrama tu Santo espíritu sobre mi, de manera que tu estés conmigo todos los días de  mi vida.

 

Inscribe mi nombre en el libro de la vida, y manda ángeles guardianes a que peleen conmigo la batalla hasta que tu vuelvas,

 

Amen y amen

About these ads