Ricardo Andrés Cid Castro, tal es su nombre, nació en la ciudad de Santiago, de Chile,  en Enero de 1967, el 4º de 8 hermanos nacidos del mismo matrimonio compuesto por Lucia Castro Villagra y Carlos Cid Ramírez.

La infancia de Ricardo Cid, fue siempre en un ambiente Cristiano, en el que se fueron asomando las primeras experiencias grandes con Dios, tales como: sueños, visiones en donde en alguna oportunidad se vio predicando en el mar, en iglesias grandes, con multitudes de gentes que necesitaba de Dios. Desde pequeño anhelaba predicar la palabra de Dios y aunque la gente a la que se allegaba lo veía como aún niño él sabia que algún día Dios lo iba a levantar.

Luego de transcurrir los años, Dios lo fue colmando de sus bendiciones y mostrando cada día que él tenia algo grande preparado para con su vida, quizás no lo comprendía, pero un día 10 de Noviembre del año 1994 Dios le mostró la experiencia más grande que había tenido hasta entonces, se encontró con Él habiendo sido trasladado concientemente 8 horas en cielo, no fue un sueño o producto de su imaginación, fue algo real e impactante para con su vida, y para con todo aquel con quien lo ha podido compartir.

En ese entonces cuando Dios hablaba con él, le preguntaba que quien iba a creerle tal acontecimiento, pero Él con su amor y misericordia le dijo que sus hijos, la iglesia de Dios creerían porque las almas eran de Él, ya que las compro a precio de sangre dada por su hijo en el madero de la cruz, a su vez, le ordeno salir a predicar el verdadero evangelio a razas, naciones y lenguas.

Este es un mensaje poderoso, realmente les recomiendo mucho que lo escuchen atentamente, preferiblemente cuando nadie pueda interrumpirlos.

About these ads